Visita a la Escuela de Artes de Almería y Obra de teatro: "El principito"

El pasado 17 de febrero, el alumnado de 1º de bachillerato y de 4º eso Académicas visitó la Escuela de Artes de Almería.

Visitaron el edificio y conocieron un poco de su historia. La Escuela de Arte de Almería fue creada en 1887 como Escuela de Artes y Oficios. En su primer y actual emplazamiento, en la Plaza Pablo Cazard, comparte espacio con el entonces Instituto Provincial ocupando el antiguo claustro del convento de los Dominicos.

En el curso siguiente se trasladó a la plaza de la Constitución, cambiando su denominación en 1900 a Escuela de Artes e Industrias, en 1907 eleva su categoría a Escuela Superior de Artes Industriales, para volver a su denominación inicial en 1911.

Se produciría un nuevo traslado, en 1931, a un edificio construido al efecto en la calle Javier Sanz, hoy en día, Instituto Celia Viñas, manteniéndose allí hasta 1951, en que volvió a su primitiva y actual ubicación. Desde entonces hasta ahora se ha llamado Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, y, finalmente, Escuela de Arte.

También visitaron las exposiciones de dos artistas almerienses: 

- Antonio Egea "Obra gráfica": Artista que utiliza en su prolífica obra muy diversas técnicas. Este "maestro" es un infatigable trabajador e investigador, inmerso en la aventura de un arte innovador y atrevido desde su adolescencia. Antonio Egea vive y trabaja en Vélez-Rubio donde tiene su taller.

- Federico Castellón "El proceso de la obra gráfica": Obedece al afán coleccionista del también artista y grabador almeriense Antonio Egea Martínez (Chirivel, Almería, 1950), propietario de esta colección, amante del arte y estudioso de las diversas técnicas del grabado, circunstancia esta que le hace estar en perfecta comunión con la obra aquí presentada.

A continuación, con motivo de la celebración de los 75 años de la publicación de "El principito" los alumnos/as asistieron a una adaptación teatral pensada especialmente para los estudiantes más jóvenes de Francés. Un espectáculo con un texto aparentemente sencillo lleno de verdades implacables que se quedarán grabadas para siempre. Una puesta en escena muy cuidada que recrea con maestría y de forma muy visual la fuerza de un discurso genial.